''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 24 de marzo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Perderéis como en el 36

JAVIER R. PORTELLA
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario

JESÚS J. SEBASTIÁN
El laberinto de la identidad europea
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Publicar una novela
 Cursos de Atención al Cliente
 Quiero publicar un libro
COMUNIDAD
Insumisión


Lo que acaba de suceder en Estados Unidos, Colombia y Brexitania es lo contrario de lo que Houellebecq cuenta en su novela Sumisión. La gente se rebela contra la doctrina impuesta por las élites políticas, económicas y mediáticas de la actual progredumbre.
Fernando Sánchez Dragó

18 de noviembre de 2016
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ


Lo que acaba de suceder en Estados Unidos, Colombia y Brexitania es  lo contrario de lo que Houellebecq cuenta en su novela Sumisión. La gente se rebela contra la doctrina impuesta por las élites políticas, económicas y mediáticas de la actual progredumbre. Un biólogo (Kammerer), un psicólogo (Jung) y un físico (Pauli) elaboraron el concepto de sincronicidad. Las coincidencias causuales entre fenómenos consanguíneos son inquietantes. Franco murió el mismo día de noviembre en que José Antonio fue asesinado. Dicen, aunque no es cierto, que Tejero entró en el Congreso el mismo día del año en que, siglo y medio atrás, lo hizo el general Pavía. Trump, que tiene algo de cowboy, lo ha hecho en la Casa Blanca un 9 de noviembre. Ésa es también la fecha en la que cayó el Muro de Berlín y comenzó una era de esperanza que se desvaneció muy pronto en los turbiones de la globalización y el neoliberalismo. Fue el 9 de noviembre de 1799 cuando Napoleón se convirtió en Cónsul del país que diez años antes había sufrido la revolución más famosa de la historia tras un golpe de estado que pasó a la misma como el del 18 Brumario y puso Europa patas arriba. Un lustro después ya era Emperador de quienes tres lustros antes habían aupado a los sans culottes a la cima de la República. Curiosa trayectoria para un hombre que después cometería el mismo error que cometió Hitler: invadir Rusia. Trump no lo cometerá. Al contrario. Cerrará filas con Putin para poner fin a la guerra fría atizada por Hillary, mantener fuera de Europa a Ucrania, bajar los humos de la OTAN y defender en Siria el sentido común apoyando a Asad. Dos cabalgan juntos y llegarán muy lejos. La era de la corrección política, la inmigración de barra libre y la ideología de género ha terminado. Mal perder tienen los que protestan. Muy demócratas no son. Tampoco lo parecen los periodistas que después de pegarse un planchazo colosal vaticinando la segura victoria de una tarasca ridiculizan a quien la ha derrotado en las urnas. Son ellos, y no él, quienes hacen el ridículo. Ya que estamos en el mes del Tenorio (más sincronías), consiéntanme que les aplique uno de los versos de Zorrilla: ¡Cuán gritan esos malditos! Pero, por mucho que los últimos teólogos del mayo francés discutan sobre el sexo de los ángeles buenistas y yihadistas, las tropas de la sensatez trepan ya por los muros de un mundo que no volverá a ser el mismo.
© El Mundo

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
lunes, 21 de noviembre de 2016

publico vs publicado. Callado vs,. gritado.

Yo creo que estamos ante una rebelion del publico del teatro contra la claque. En un teatro, con quinientos espectadores de pago se introduce una claque de unas veitne personas. Éstas empiezan a aplaudir cuando ´´toca´´ y todo el publico se anima a aplaudir. Más o menios, operio apladuen, (Solo en algun numero de algunas ´´revistas´´ ,chiste o cancion, el publico no se sumaba. Solo recuerdo una vez que el publica aplaudió antes de que lo hicera la claque)
Pues bien eso es lo que he visto. Los votantes no han votado lo que les inducía a votar una claque de prensa y television. Un calaud cde correctismo. De pijismo o como queramos llamar. Los votyantes han ido por libre y se han dado cuenta de que son más de lo que se decía, de los que ellos mismos se creian ser,. Y parece que esem pasotismo, esa liberacion va a ir a mas.. cuando se den cuenta de loi que son y de cuantos son.
¿Que es preferible,.una indemnizacion y el cierre de la empresa, o un sueldo algo menor y la continuidad en la empresa? (Es pregunta trampa. Hay que hacer numeros porque no lo saldrá lo mismo a un trabajador veterano que a uno recien llegado.)

# Publicado por: Puig (Valencia)
domingo, 20 de noviembre de 2016

Insumisión

Trátese de ingenuidad o estupidez, lo único cierto es que para que todo siga igual hay que hacer cambios.

# Publicado por: alizo rojo (Bangladesh)
sábado, 19 de noviembre de 2016

El discreto encanto de la progresía

Este mundo de progredumbre que periclita, es abundante, no obstante, en encantadores usos y costumbres que deberían preservarse. A saber:
El libertinaje femenino; el concubinato; los anticonceptivos; la televisión pública cultural con programas como los de don Fernando; el ´´Estado social y de derecho con economía libre de mercado´´ constitucional; el poder tildar de gilipo a un jefe que trate como a siervos de la gleba a sus subordinados (lo cual no era raro en el mundo carca), el considerar gililipo integral a alguien que por el mero hecho de declararse ´´de derechas y del barrio de Salamanca se de aires de ´´respetabilidad´´; el poder reir en el Rocío con los pintorescos mariquitas andaluces sin que la policía los detenga (véase la sevillana ´´No desirle mariquita´´); el poder beber un té moruno en una jaima chill out; el vivir de una manera más relajada y menos hierática; el hacer una apoximación esotérica al cristianismo (esto, es paradójico, empezó con el movimiento Volkish conservador en los años 20 y luego se retomó con la contracultura progre en los 60), etc, etc.


# Publicado por: Derechón Alternativo (Ciempozuelos)
viernes, 18 de noviembre de 2016

Síntesis

Esperemos que ese fin de la progredrumbre y la progrez no sea el amanecer de la carcundia, la caspa y la naftalina, y menos aún del neoliberalismo vendepatrias del que Dragó es tan fan.
Si nos encontramos en el momento de Síntesis hegeliana en el que parece que nos encontramos (la Tésis sería el mundo conservador de los años cuarenta y cincuenta, que comienza a colapsar en los sesenta y se viene abajo definitivamente en el 68. La Antítesis es el mundo progre en que que vivimos desde el 68) si nos encontramos en la Síntesis -decía- no hay vuelta al mundo conservador. Será otra cosa. ¿Qué? No lo sabemos todavía.

# Publicado por: Derechón Alternativo (Ciempozuelos)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Comunidad
Google, Facebook, tu portátil, tu televisor... te ven, te escuchan, te siguen
Ratas y excrementos en la comida del súper
El caos
La homofobia progre
Marine Le Pen
El progresismo, enfermedad terminal del izquierdismo (y II)
El progresismo, enfermedad terminal del izquierdismo (I)
Todos al cole
Los periodistas progres apoyan a las multinacionales. Pero sus lectores las atacan
Una aproximación al populismo
Defensa de los populismos
Intrusos en casa y otras impotencias
La salvación de la cultura europea. ¿A través de la comunidad o de la individualidad?
Mi reputación
Un joven obrero explica su paso de la extrema izquierda al patriotismo de derechas
¿Derechos humanos?
La Reacción
Alt-Right: La Derecha Alternativa estadounidense que llena de pánico al Sistema
La merienda del niño
Carta a mis amigos oligarcas
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 Quieren prohibir las procesiones de Semana Santa: "esa ofensa al islam"
2 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Perderéis como en el 36
3 Google, Facebook, tu portátil, tu televisor... te ven, te escuchan, te siguen
4 La crisis de la derecha política: modernidad y posmodernidad
5 El secreto de los populistas



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |