''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Domingo, 22 de octubre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
Desventuras sufridas por un progre solidario
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella


SERTORIO
Sacar los tanques

JAVIER R. PORTELLA
En España empieza a amanecer

JESÚS J. SEBASTIÁN
Liquidar el «régimen del 78»

JESÚS LAÍNZ
No hay nada que negociar con Cataluña

JOSÉ JAVIER ESPARZA
Cataluña: cada vez se ve más clara la trama

PERE SERRAT
El poderío ciudadano frente al golpe de Estado secesionista

JOSÉ VICENTE PASCUAL
¡Ja soc aquí!
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Los separatistas catalanes se sienten... franceses

Allons, enfants de la Catalogne!

Jesús Laínz

4 de junio de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JESÚS LAÍNZ

 
En 2005 se le ocurrió a Pasqual Maragall solicitar la adhesión de Cataluña a la Organización Internacional de la Francofonía, lo que a Artur Mas le pareció una ridiculez y le sirvió para defender el inglés como primera lengua extranjera de la enseñanza. Pero una década más tarde ha sido el propio Mas el que ha resucitado la iniciativa, guiado por su Consejo Asesor para la Transición Nacional, para intentar conseguir un éxito propagandístico que pruebe la posibilidad de la presencia de Cataluña en un foro internacional a espaldas del resto de España.
Al parecer, en el escrito dirigido por Mas a dicha organización, diseñada por Francia para mantener la influencia cultural y política en sus antiguas colonias, el presidente catalán ha subrayado los lazos históricos de Cataluña con Francia.
Quizá se refiera Mas al informe que Pierre de Marque, delegado de Luis XIII, envió a su señor sobre la situación en Cataluña poco después de que en 1640 a Clarís y los suyos se les ocurriese entregarse al rey francés en protesta por el enfrentamiento con Olivares.
En Cataluña todo el mundo tiene mala voluntad para Francia e inclinación por España. Los catalanes son muy malintencionados para el servicio del rey. Ningún partido es profrancés.
Y, efectivamente, los catalanes se dedicaron a matar franceses y a recibir a los ejércitos castellanos con vivas a España y mueras a Francia.
También podría estar refiriéndose Mas a que, poco después, Cataluña fue frente de guerra contra la Francia de Luis XIV casi permanentemente desde 1667 hasta 1697. Cuando el ejército francés tomó finalmente Barcelona, sus regidores insistieron a Carlos II sobre su deseo de permanecer bajo su cetro y de no caer nunca bajo el "pesado yugo de la tiranía francesa". Efectivamente, cuando las tropas francesas se retiraron celebráronse grandes fiestas en Barcelona para agradecer su retorno a la monarquía española. En 1700, año del comienzo de la Guerra de Sucesión, un folleto publicado en Barcelona y titulado Clarín de la Europa explicó:
Cáncer es la Francia, come y quisiera comer incesantemente todo lo que le cae en contorno (…) Ser su vecino es ser su enemigo.
Otro folleto, El sol triunfador de las sombras, aparecido dos años más tarde también en Barcelona, lamentó que Carlos II hubiese nombrado heredero en su testamento al nieto del odiado Luis XIV:
¡Oh! Infeliz España, si no sacudes el yugo de la Francia (…) No hay nación en el orbe que haya tolerado paciente el soberbio yugo de la Francia dominante. Hasta las moscas en Cataluña esgrimieron fatales puntas contra la sacrílega ambición francesa. No te falta hoy la Casa de Austria que te envía por libertador a Carlos III.
Y así fue: el rechazo a un rey proveniente de Francia provocó que plaga de gavaitxs fuese un concepto habitual en los versos patrióticos impresos durante una guerra en la que los catalanes, mayoritariamente, se apuntaron al bando contrario al del candidato francés. Y el famoso 11 de septiembre de 1714 Casanova y los suyos pidieron a los barceloneses que dieran su vida para no
quedar esclavos, con los demás españoles engañados, del dominio francés.
Otro lazo histórico que sin duda habrá recordado Mas en su misiva habrá sido el hecho de que, al estallar en 1793 la Guerra de la Convención, los roselloneses, siglo y medio después de su anexión a Francia, recibieron a los soldados españoles con entusiasmo. Fabre, delegado convencional, informó a Robespierre: "Estos catalanes del Rosellón son más españoles que franceses". Y los voluntarios catalanes cantaban:
Aquells francesos malvats son nostros majors contraris. Valerosos catalans, anem tots á la campanya á defensar nostre Deu, Lley, Patria y Rey d’Espanya. ¡Al arma, al arma, espanyols! ¡Catalans, al arma, al arma! que lo frenetich francés nos provoca y amenassa.
Llegó 1808, momento en el que los catalanes se distinguieron en que, como informó el mariscal Berthier a Napoleón, "ninguna otra parte de España" se sublevó "con tanto encarnizamiento". El corso pretendió correr la frontera hispanofrancesa hasta el Ebro, para lo que dio instrucciones de que en Cataluña se eliminara la lengua castellana, se usara oficialmente sólo la catalana y se arriasen las banderas de España. La respuesta de los catalanes fue degollar franceses durante seis años, empezando por la batalla que permitió grabar en el Bruch: "Caminante, para aquí, que el francés aquí paró: el que por todo pasó no pudo pasar de aquí", y continuando por los miles de gerundenses que prefirieron morir en circunstancias espantosas antes que rendirse al ejército francés.
Un siglo más tarde, durante la Guerra Civil, mientras algunos catalanistas cultivaban el apoyo francés a una futura república catalana independiente, otros, los de Nosaltres Sols, presentaban en el consulado alemán de Barcelona un memorándum ofreciendo poner a disposición del III Reich los aeródromos y puertos catalanes y baleares como bases en un futuro enfrentamiento con Francia, ya que "Alemania es nuestra amiga por ser rival de Francia, tiranizadora de una parte de nuestro territorio nacional". Y concluyeron afirmando que
una Cataluña libre representaría para Alemania un paso definitivo en el desmoronamiento de Francia.
Por lo que se refiere a los muy sensibles asuntos de la lengua, seguro que Mas habrá refrescado a sus interlocutores francófonos el dato de que Luis XIV prohibió en 1700 el uso público del catalán en el Rosellón y la Cerdaña porque
este uso repugna y es contrario a nuestra autoridad y al honor de la nación francesa.
Y el de que, a finales de ese siglo, mientras el revolucionario Barère calificaba a las lenguas regionales como jergas bárbaras y groseras, su compañero Grégoire redactaba el Informe para aniquilar los dialectos y universalizar la utilización de la lengua francesa, de duradera influencia en la política lingüística de Francia.
Durante la Tercera República (1870-1940) la extirpación del catalán continuó sin complejos. A los niños se les prohibió hablarlo tanto en las aulas como en el patio de recreo, según mandaban los carteles de "Sed limpios, hablad francés", todavía visibles en los muros de algunos colegios roselloneses abandonados. Esto llevó a los primeros catalanistas, como Cambó y Prat de la Riba, y a escritores como Xammar y Gaziel, a agradecer al cielo que en la Cataluña española no hubiera sucedido lo que en el Rosellón, donde la lengua catalana casi había desaparecido o, en palabras de Collell, se había convertido en un "cagafierro de idioma".
Más recientemente, el presidente Georges Pompidou declaraba en 1972: "No hay sitio para las lenguas regionales en una Francia destinada a marcar a Europa con su sello". Cuatro años antes, en la España franquista, el eminente periodista Néstor Luján había sido condenado a ocho meses de prisión y una fuerte multa por haber permitido la publicación en la revista Destino de una carta al director injuriosa para la lengua catalana.
Venidos a tiempos más cercanos, en 1999 Francia se negó a ratificar la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias porque, en palabras de Chirac, "amenazarían la indivisibilidad de la República, la igualdad ante la ley y la unidad del pueblo francés". Y en 2008 la Académie Française se pronunció contra la inclusión de una mención constitucional a las lenguas regionales como patrimonio de Francia porque "afecta a la identidad nacional", porque puede "dificultar el acceso igualitario de todos a la administración y a la justicia" y porque, "desde hace cinco siglos, es la lengua francesa la que ha forjado Francia".
Unos linces, Mas y los demás inquilinos de la Generalidad.
Adieu, la Catalogne!
© Libertaddigital.com

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 05 de junio de 2014

Taurinos

La tauromaquia es una seña de identidad cultural en el sur de Francia. A lo mejor estáis de suerte los taurinos...

# Publicado por: Vivarium (León)
miércoles, 04 de junio de 2014

Gran artículo

Si hubiera más gente como Jesús Laínz entre la intelectualidad española en vez de ser ésta la basura que es, otro gallo nos cantaría.

# Publicado por: Osvaldo (Madrid)
miércoles, 04 de junio de 2014

¿Serán fascistas los franceses?

¿Qué antes de Franco prohibir las lenguas periféricas españolas ya los franceses y los REPUBLICANOS las habían prohibido? Lo sabíamos pero en España, ni fuera de España se quiere hablar de ello. Y si alguien se atreve a señalarlo sencillamente no responden y se quedan tan panchos.

Excelente artírculo del Sr. Laínz.

# Publicado por: Louandrea1 (Madrid)
miércoles, 04 de junio de 2014

DE AQUELLOS POLVOS, ESTOS LODOS

Como resultado de la existencia de una derecha acomplejada y -como piden por ahí- ´´moderna´´, todas estas manipulaciones históricas empleadas por los separatistas catalanes y vascongados no han sido contestadas.

A pesar de trabajos como los publicados por Jesús Laínz, la ´´batalla cultural´´ está perdida. Son varias las generaciones ´´educadas´´ en la mentira y la añagaza más grosera.

# Publicado por: Gonzalo Esteban (Madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Jesús Laínz
No hay nada que negociar con Cataluña
La guerra que Occidente no podrá ganar
"El engeniosu jidalgu don Quijoti la Mancha"
Ríos de sangre
El mito de la España de las Tres Culturas
Homo calambrensis
Violación por tradición
Los de Euskal Telebista tienen razón
Los vascos en el 98: lo que nunca se recuerda
El Gran Macho Blanco
La palabra que empieza por ene y otras inquisiciones
Jalogüín
El hombre que fue Chesterton
Los bárbaros somos nosotros
La Virgen María es lesbiana y separatista
El potito demagógico
300 años
Dejen a los niños en paz
¡Fora Don Quixot!
Yo te bautizo Terminator
Demasiado amor
La peste española
Nuestro caballo de Troya
Cataluña era la región más patriótica de España en el siglo XIX
Contra la tontería
Catalonia is not Scotland
¿Por qué puede caer España?
¿España contra Cataluña?
Francia y Cataluña, historia y disparate
De la Cruzada a la Estelada
El chantaje independentista
Un libro fuera de lo común: esclavos, abstenerse
La "libertad de costumbres", esa lacra de la modernidad
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
Lejos de Itaca
Un país raro
José Vicente Pascual
1 Cataluña es más grande
2 El catalán, dialecto del valenciano
3 SERTORIO
El dedo y la llaga
4 Anteproyecto de la nueva Constitución que preparan PP y PSOE
5 JAVIER R. PORTELLA
En España empieza a amanecer



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |