''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Viernes, 15 de diciembre de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
"Durante los próximos 1.700 años todo Occidente pensará y vivirá según la manera catalana"
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

SERTORIO
La nueva desigualdad

FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ
Tuiteo y tuteo
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
La muerte del régimen

Ya llevan traje de luto...

Debemos defender a España, no a la Constitución, una más de las muchas que hemos sufrido. Para que España viva, es preciso que este régimen muera. Y cuanto antes, mejor.
Sertorio

30 de septiembre de 2017
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

SERTORIO


La crisis abierta por el referéndum catalán representa la muerte del Régimen del 78. No quiere decir esto que el 3 de octubre se desplome este infame tinglado de componendas, corrupción y cobardía moral que llamamos Estado de las autonomías; podrá seguir viviendo largos años –aunque personalmente no creo que muchos– como un cadáver ambulante repleto de normas, reglamentos y demás aparejos legales, pero su legitimidad morirá este domingo 1 de octubre, se vote o no se vote, se independice o no Cataluña. Su responso o extremaunción ya se ha efectuado: la Conferencia Episcopal Española administró los últimos sacramentos al difunto cuando emitió un comunicado, que nadie le pedía, en el que declara su equidistancia entre los sediciosos y el Gobierno legal de España. Si la Iglesia se baja del barco, es que éste hace agua por todas sus cuadernas.

Difícilmente sobrevivirá el régimen a Rajoy, que ha dejado a la derecha española hecha un solar: atea, apátrida, genuflexa, carente de otro propósito que durar un día más en el poder, desnuda de toda idea que la simple supervivencia en el cargo. Tampoco la llamada izquierda va a poder lidiar mejor con la situación que herede, más pronto que tarde, de este nocivo primer ministro, de este Atila con corbata. Para empezar, porque la socialdemocracia ha muerto, porque sus dirigentes tienen una talla igual o menor que la de los que hoy nos atribulan y porque llegarán al poder como rehenes de la extrema izquierda y de lo que quede del separatismo que no se haya ido del país.

España se enfrenta a una triple ofensiva en la que los incidentes de Cataluña son sólo el prólogo: Bildu, Podemos y Esquerra pretenden dinamitar el Estado y jamás dispondrán de una oportunidad mejor que la actual, cuando cuentan además con gobiernos lacayos en Baleares, Navarra, Valencia y Aragón, por no hablar del soviet madrileño de Carmena. Saben que es ahora o nunca, y han decidido que no hay más tiempo que perder. Si Cataluña cae, todo se precipitará en cuestión de meses. Con la monarquía poniéndose de perfil, con la Unión Europea cerdeando, con la Iglesia pasándose a la anti-España, con una mayoría de la nación envilecida y degradada, Podemos, la CUP, Esquerra, el BNG y demás enemigos de la patria saben que basta con empujar el árbol podrido para que éste se caiga. Y lo más seguro es que se desplome. Nuestro único consuelo es que en su caída aplaste a alguno de los que lo empujaron.

No hay que pensar en defender la Constitución ni una legalidad que ya nadie respeta. Hay que pensar en después de la Constitución y después del régimen, porque “esto” no merece sobrevivir y no debe hacerlo. La “obra” del 78 ha sido la disgregación moral y territorial de la patria, la corrupción de las costumbres y el saqueo de la nación por una oligarquía parásita. Debemos defender a España, no a la Constitución, una más de las muchas que hemos sufrido. Para que España viva, es preciso que este régimen muera. Y cuanto antes, mejor.


¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
domingo, 01 de octubre de 2017

Demolición de la Constitución desde la Constitución

De acuerdo en construir un nuevo sistema, pero desde el orden constituido. Pues si rompemos y tiramos a la papelera la actual Constitución que es un acuerdo de todos los españoles para vivir en orden, ¿que fiabilidad tendrá un nuevo orden?
Ya habría que haber acometido una reforma constitucional ante los grandes problemas que nos han embargado.

# Publicado por: Felix (Ronda)
sábado, 30 de septiembre de 2017

Adiós a 40 años de Expaña (con X).

Es hora de que surja España (con S). Los españoles también tenemos ante nosotros una gran oportunidad, no la desaprovechemos, muera el régimen de las autonosuyas y viva España, Una.

# Publicado por: españolito (Granada)
sábado, 30 de septiembre de 2017

REMIENDO

El régimen del 78 estará acabando pero el día 1 de octubre le van a echar un buen remiendo con más dinero a la taifa catalana y los cambios en la constitución que hagan posible un España ¿federal?

# Publicado por: XAVIER SANCHEZ RUIZ (TOLEDO)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
Víctor Laínez, ¡Presente!
La nueva desigualdad
ARA San Juan
Farsa en La Haya
Arte y poder
¿Ciberpiratas rusos?
La era Trump
Los hackers
Gary Snyder: "La mente salvaje"
El corazón de las tinieblas
De bobos, traidores y cobardes
El Hereu
Elogio de la Casa de Austria
Con esteladas y a lo loco
La balconada
Hooters
Un siglo de Spengler
El dedo y la llaga
Sacar los tanques
Cabalgar el tigre: Dragó
Unir no es sujetar
A tal Señor, tal honor
En el limbo
Barcelona
¿Y si se van?
Sin perdón
Beneméritos
El himno mudo
Stalinlandia
De marimantecas y lloronas
A degüello
Palabras
Odiar en igualdad
El Che
¿155?
El hijo de la Tomasa
Bajo la nueva estelada
Los bolardos
Inevitable
Dixie
Contra la felicidad
Lecciones de la Revolución de Octubre
Argelia: una lección práctica de decadencia
Muerte de un poeta
Hacia una monarquía sin rey
La Santa Causa
El gulagcito
La fiel infantería
"Imagine"
Los escombros
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 SERTORIO
Víctor Laínez, ¡Presente!
2 SERTORIO
La nueva desigualdad
3 Las golfas-monjas
4 Tórtolos...
5 Autocentrar el desarrollo para poner fin a la mundialización neoliberal



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |