''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Sábado, 20 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)

JAVIER R. PORTELLA
VOX, la voz y el huracán

SERTORIO
Contra Popper (I)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
El himno de Marta


"Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón / y no pido perdón."
Sertorio

21 de febrero de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

SERTORIO


Con ella, curvilíneo, rubio y rojigualda, llegó el escándalo: Marta Sánchez tuvo el gesto iconoclasta, audacísimo e inaudito de cantar el himno nacional. Por supuesto, la reacción de los puritanos de siempre ha sido la de la censura, la de la condena implícita en declaraciones como que la patria no es el himno ni la bandera. Eso pontifican y anatemizan los mismos que hacen de la feísima tricolor una irrenunciable seña de identidad. Por su estética los conoceréis.

¡Claro que la patria está en los símbolos! ¿Por qué queman la bandera y silban el himno los cafres del separatismo? Desde Jung sabemos que el hombre es un animal simbólico, pero no nos hace falta la mucha ciencia del maestro de Bollingen para sentirlo, para intuirlo, para vivirlo. Precisamente porque odian la patria y porque creen que España la inventó Franco se aferran a la Constitución, a la democracia o, como aquel patético Borrell en la manifestación de Barcelona, a la malaje, burocrática e indiferente bandera de Uropa, la patria de los apátridas.

La fuerza de los símbolos es enorme, una verdadera liberación del átomo en materia política. Lo que les espantó a Carmen Calvo, a Iglesias y a todos los que han torcido el gesto inquisitorial de nuestra siniestra Sinistra es el sentimiento que suscita entre la gente de a pie, incluso entre sus votantes, la hermosa voz de una bella cantante dando vida a un triste himno al que ellos han dejado sin letra, sin lírica. La patria estaba muda y Marta le ha dado una voz, una calidez emocional, un sencillo empuje poético que puede entender todo hijo de vecino. Es un himno elemental que habla del amor a la patria, que como el amor por las madres no se discute, no se razona, no se explica.

Marta ha expresado algo que todos los hijos de esta insultada madre sentimos. Y eso molesta muchísimo a quienes durante cuarenta años no han querido que el amor por España tenga tono, vibrato, coloratura. El himno de Marta ilumina y da calor a algo que las izquierdas quieren mudo, apagado y tan frío como esa Uropa en la que se refugian. Porque, para Iglesias y para Calvo, España es una simple circunscripción administrativa, eso que todos sus enemigos llaman Estado español.

El himno español no tiene letra, pontifica la izquierda desde esa legalidad que le sirve para castrar el patriotismo y prohibir la expresión de todo aquello que no le gusta. Señores picapleitos: nos da igual. Cantaremos el himno de Marta les guste a ustedes o no, porque a la gente del común se nos eriza el vello al escuchar su letra, sencilla y cálida como una canción materna. ¿Qué van a hacer? ¿Nos lo van a prohibir? ¡Inténtelo!

Quédense ustedes con el himno mudo del Estado español. Nosotros, el pueblo, el común, cantaremos unidos el himno de Marta, el himno de España.

INVITAMOS A NUESTROS LECTORES A PARTICIPAR EN LA ENCUESTA
"¿QUÉ HIMNO NACIONAL PREFIERES" (ver en la columna lateral izquierda)


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
miércoles, 21 de febrero de 2018

hymnica

Mijnheer De Geer:
Precisamente porque opino lo mismo que usted me parece excelente el himno de Marta Sánchez. Dado el nivel del paisaje y del paisanaje, esta es la forma adecuada de crear conciencia nacional. Me parece un hallazgo espléndido la idea de esta cantante. Yo, que soy de los pocos que siempre cantan el himno de Pemán, reconozco que esa bella letra sería sencillamente incomprensible para las víctimas de la LOGSE.
En cuanto a Uropa: uso ese término para referirme al club financiero de Bruselas, empeñado en asesinar a los pueblos que lo pagan.Europa es otra cosa, por eso llamo al tinglado de la plutocracia Uropa. Los rusos la llaman Gayropa. Desde luego, jamás confundiré a la UE con Europa, que es justo lo opuesto a lo que quieren en Bruselas.
Un abrazo.

# Publicado por: sertorio (cáceres)
miércoles, 21 de febrero de 2018

De la España cañí a la España cursi

Creo que el asunto catalán nos está volviendo un poco pazguatos. Sólo entiendo este artículo, del por otra parte muy apreciado Sertorio, desde esta premisa. Esta letra es una cursilada ridícula de una cantante hortera. Nuestra España es la tierra de Calderón, de Cervantes y de tantas otras glorias. José Antonio, para componer el himno de su movimiento, reunió a los mejores poetas del mismo. La letra de Marta Sánchez es un bodrio digno de un anuncio de Campofrío. Y en relación a lo popular hablamos otro día. Y por cierto, Europa merece que se pronuncie su nombre con corrección. Deje, por favor, de utilizar sobre sobrenombre que impulso un famoso, y muy liberal, periodista radiofónico. A pesar de sus miserias actuales, Europa sigue siendo una idea grande. Viva el Sacro Imperio y muerte a los modernos nacionalismos, a todos, incluido el español.

# Publicado por: Lucius de Geer (Granada)
miércoles, 21 de febrero de 2018

¡¡Abajo las banderas!!

No recuerdo haber visto más banderas que en alguna manifa de izquierda: la tricolor, la rojinegra, la roja, la arcoiris, la rosa con el símbolo de la hembra, el pendón de Castilla, la estelada, la de sindicatos varios, la de IU, la morada con el círculo, y hasta la del puño y la rosa.

# Publicado por: Derechón (Aranjuez)
miércoles, 21 de febrero de 2018

¡Viva Marta Sánchez!

¡Viva Marta Sanchez! ¡Fuera este régimen traidor, corrupto y neofranquista!

# Publicado por: Pedro ortigosa goñi (cirauqui)
miércoles, 21 de febrero de 2018

brillante

Lo he escuchado más de seis veces y me sigue emocionando. Quiere decir que Marta acertó. Sin duda, acertó.

# Publicado por: miguel (madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
Contra Popper (I)
Mezquita y excatedral
El Burriculum Vitae
Posible y probable
Social-apátridas
Willy Toledo
Anatomía del buenismo
Konstantin Leontiev, el Spengler ruso
Esclavitudes
La Gran Sustitución
Por la caridad entra la peste
Evil white males
Macroncitos
Eterno Franco
El estilo prusiano
Nicaragua
Cuelgamuros
El crepúsculo de los dioses
Discurso a la nación española
El pelele
Italia
Roja y rota
El cole de las señoras Iglesias
El chalé
La casa en ruinas
Amnesia histórica
La manada, la piara, la horda
La lideresa
Titulitis
Siria
Sweet home Alabama
Pequeñeces
Charity business
La farsa de Waterloo
El mal francés
Sarmat
Breviario de "Uropa"
Monseñoras
El suicidio de un imperio
Lovecraft
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Imperialismo pagano
El riesgo
El Ministerio de la Verdad
Las brujas salen de caza
Imperialismo pagano
Tributo al genio
Intromisiones
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 JORGE VERSTRYNGE
Verstrynge de nuevo y no por última vez
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
4 GUILLAUME POINGT
¿El auge del populismo está relacionado de verdad con la crisis económica?
5 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |