''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Sábado, 20 de octubre de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La idiotez del «lenguaje "inclusive"»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)

JAVIER R. PORTELLA
VOX, la voz y el huracán

SERTORIO
Contra Popper (I)
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Roja y rota


Es inevitable que surja un nuevo régimen. Si alguien alza la bandera, hay que seguirle como un solo hombre.
Sertorio

31 de mayo de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

SERTORIO


Cualquiera que sea el voto del PNV, el estropicio ya está hecho. Tanto da un gobierno del PP hipotecado, incapaz de sacar nada en las Cortes, como un gobierno del hombre de paja de los nacionalistas, un tal Sánchez, que se encontrará con un Senado en el que la mayoría absoluta le pertenece al PP y con sólo ochenta y cuatro diputados más o menos afines. Por no ser, el cabeza hueca Sánchez no es ni diputado, renunció a su escaño cuando su partido, harto de su inanidad, le despojó de la secretaría general y él se agarró una fenomenal rabieta. ¿Cómo le pueden hacer eso con lo guapo que es?

Gane quien gane la moción de censura, España pierde. En los próximos meses, incluso con elecciones generales, el país está condenado a una parálisis que es el maná celeste para los separatistas vascos y catalanes. Mientras la Antiespaña forma un frente amplio, decidido a cargarse la patria, los partidos presuntamente nacionales se ocupan de sus navajeos, de sus robos y de sus encuestas. ¿España?... Sólo un nombre, como dijo el poeta. ¿Arreglarán la crisis otras elecciones? Salvo que uno de los tres partidos que todavía se reclaman como españoles (a Podemos hay que sumarlo al frente separatista) alcanzase una mayoría absoluta, está claro que no, que la situación será muy parecida a la presente.

Ante un poder político cobarde, incompetente, débil, estúpido, corrupto y frívolo, los separatistas no tienen más que hacer que volver a las andadas. Importa poco quién sea el enterrador de la unidad nacional, tanto Pedro Sánchez como Rajoy o Rivera acabarán por asistir al despiece de España bajo la forma de una tercera república confederal o con independencias directas, a la yugoslava, algo que es una opción cada vez más posible, tal y como está el panorama europeo. ¿Quién parará ahora otro procés ampliado a Navarra, Baleares, País Vasco y Valencia?

El independentismo catalán pudo haber sido desarbolado con suma facilidad hace unos meses. Hoy, junto con el vasco, es el amo de la situación en Madrid. Pocas oportunidades va a haber más claras de conseguir lo que se abortó en octubre. La unidad de propósito y la implacabilidad de sus procedimientos le han dado la victoria al separatismo, al que ya sólo le queda culminar una firme trayectoria de cuarenta años en la que los dos grandes partidos "nacionales" han sido sus cómplices directos.

El público asiste atónito a este circo y ve con incredulidad que lo peor va a suceder, porque personajes que encarnan el hado fatal de esta nación sobreviven a sus fracasos y obtienen triunfos propios que son la desgracia de la patria: tales son Rajoy, Sánchez o Zapatero, la primera de esas fatalidades y el origen de todas las desgracias presentes.

Decía mi abuelo, capitán rebelde del 18 de julio, que antes prefería ver a España roja que rota, frase que creo que fue pronunciada por Calvo Sotelo. Nosotros ni siquiera tendremos esa posibilidad: roja y rota, la España de la Memoria Histórica y de la educación marxista será simplemente una denominación geográfica, como lo eran Italia y Alemania hace tres siglos. Una izquierda profundamente antinacional, que confunde a España con Franco, que reniega de toda nuestra historia y que aborrece nuestra tradición, jamás hará nada por salvaguardar la unidad y la continuidad de la patria. Pero no nos confundamos: ni el PP ni los sedicentes Ciudadanos son mejores. Agitan la bandera porque les conviene electoralmente. En la práctica, sobre todo el PP, han hecho todo lo posible para mantener el dominio de la izquierda en la cultura y a la vista está su lamentable reacción en Cataluña.

Todo un régimen se está viniendo abajo en medio de una degradación sin precedentes de la casta política, enfangada en infinitos procesos penales por sus prácticas corruptas, y en la que nos da vergüenza ajena la descarada indecencia y el cinismo de sus portavoces, a los que ya nada sonroja. Se acercan horas decisivas en las que no se puede ser neutral, por mucho que hayamos aprendido a despreciar la política. No se trata de defender un régimen que agoniza y que no merece un día más de vida. Se trata de España, más amenazada que nunca por quienes deberían defenderla en las inútiles instituciones. Durante demasiado tiempo los mejores se han alejado de la cosa pública, tapándose las narices y huyendo de esas zahurdas que son los partidos. ¿Para qué se van a encenagar un buen profesional o un honrado padre de familia en la política? Esa ausencia de los buenos ha llevado al poder a la turba de banderizos, logreros y demagogos que ha dividido a la patria y nos amenaza con su efectiva disgregación.

Es inevitable que surja un nuevo régimen y no podemos dejar que lo construyan los hombres que han arruinado el presente. Si con las actuales instituciones no desaparecen sus beneficiarios, tendremos mucho más de lo mismo, aunque nos resulte imposible el concebirlo. Es hora de movilizarnos porque el enemigo lleva ya largos años de ventaja y la situación urge.

Por eso, si alguien alza la bandera, hay que seguirle como un solo hombre.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
viernes, 1 de junio de 2018

El Frente Popular vuelve 80 años después

Esperando al Caudillo del Tajo.

# Publicado por: Derechón (Madrid)
jueves, 31 de mayo de 2018

¿Seguir quiénes y a quién?

No queda líder en España ni político con pedigrí. Lo más trágico es que el poder político ha envilecido al pueblo: hoy el pueblo es igual o peor que sus políticos, por eso legislatura tras legislatura siguen votando a estos ineptos,corruptos y felones. El culpable no es el cerdo, sino quien le da de comer, le vota.

# Publicado por: Pedro ortigosa goñi (cirauqui)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
Contra Popper (I)
Mezquita y excatedral
El Burriculum Vitae
Posible y probable
Social-apátridas
Willy Toledo
Anatomía del buenismo
Konstantin Leontiev, el Spengler ruso
Esclavitudes
La Gran Sustitución
Por la caridad entra la peste
Evil white males
Macroncitos
Eterno Franco
El estilo prusiano
Nicaragua
Cuelgamuros
El crepúsculo de los dioses
Discurso a la nación española
El pelele
Italia
El cole de las señoras Iglesias
El chalé
La casa en ruinas
Amnesia histórica
La manada, la piara, la horda
La lideresa
Titulitis
Siria
Sweet home Alabama
Pequeñeces
Charity business
La farsa de Waterloo
El mal francés
Sarmat
Breviario de "Uropa"
Monseñoras
El suicidio de un imperio
Lovecraft
El himno de Marta
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Imperialismo pagano
El riesgo
El Ministerio de la Verdad
Las brujas salen de caza
Imperialismo pagano
Tributo al genio
Intromisiones
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 JORGE VERSTRYNGE
Verstrynge de nuevo y no por última vez
2 ADRIANO ERRIGUEL
Deconstrucción de la izquierda posmoderna (V)
3 EMMA NOGUEIRO
Tenemos que hablar de muchas cosas: "Yo no quiero más luz que tu cuerpo ante el mío"
4 JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ
Los ´fachas´ de VOX y el Banco Mundial
5 GUILLAUME POINGT
¿El auge del populismo está relacionado de verdad con la crisis económica?



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |