''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Jueves, 16 de agosto de 2018 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
La detención del jefe de los golpistas
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier R. Portella

ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio

FRANCISCO NÚÑEZ ROLDÁN
Neoantifranquistas

ALBERTO BUELA
Contradicciones de la sociedad opulenta

SERTORIO
Por la caridad entra la peste

JAVIER R. PORTELLA
La gran sustitución
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Editar un libro
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
Eterno Franco


Pedro Fernández Barbadillo acaba de publicar "Eternamente Franco" (Bibliotheca Homo Legens, 2018), un volumen de fácil y muy divertida lectura en el que el lector podrá acceder a un análisis de todos los mitos del franquismo que hoy son doctrina oficial del establishment español.
Sertorio

18 de julio de 2018
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos
 Aumentar tamaño Disminuir tamaño Reestablecer tamaño  

SERTORIO


Linchar a los muertos tiene una ventaja: no pueden huir, protestar o devolver los golpes. Si, además, se les apalea al cabo de medio siglo, es difícil que se encuentre incluso la osamenta completa. No sabremos qué hallarán los profanadores de tumbas en Cuelgamuros cuando se lleve a cabo el necrófago aquelarre que la izquierda necesita para proclamar que ahora los vencedores son ellos y los vencidos nosotros. Porque, desde luego, vencido y desarmado está el bando nacional, cuyos descendientes se han entregado con armas y bagajes al Ejército Rojo y hasta se han presentado voluntarios para servir de sayones en la nueva cheka de la Memoria Histórica.

Escribo estas líneas un trece de julio, aniversario del día en que asesinó a Calvo Sotelo la policía del Frente Popular, con la complicidad descarada de la Dirección General de Seguridad del Gobierno Casares Quiroga, que protegió a los pistoleros del PSOE y de Indalecio Prieto (el ladrón, golpista y asesino que tiene una estatua en Nuevos Ministerios). Calvo Sotelo fue liquidado por la izquierda antes de la guerra y era el jefe de la oposición parlamentaria en las Cortes. ¿Se imagina el lector lo que supondría hoy que un comando policial le descerrajara un tiro en la nuca al jefe de la oposición al Gobierno?... Bueno, en caso de que hubiera oposición, claro. En vano se buscará un homenaje oficial en las Cortes o en el callejero a este parlamentario víctima de un crimen de Estado (al revés de lo que sucede con Mateotti en Italia). Y eso que murió antes de que existiera eso que dan en llamar franquismo.

La Memoria Histórica es, junto con la dictadura de género, el último gran experimento totalitario de la izquierda mundial, cuyo origen no está en la URSS, sino en las universidades americanas, donde la deformación del pasado de los Estados Unidos hace decenios que funciona con eficacia devastadora. La diferencia es que en América sí hay contestación y la élite académica es despreciada por los ciudadanos de a pie, que tienen el buen instinto de desconfiar de los señoritos rojos de la Ivy League. En España, la Memoria Histórica supone un secuestro del pasado de la nación por la extrema izquierda, que se atribuye el derecho de dictaminar qué es la verdad, quiénes eran los buenos y los malos y, encima, se otorga la facultad de enviar a la cárcel a quien disienta de su dogma. Esto, si tuviéramos una justicia independiente, sería declarado anticonstitucional y no pasaría el filtro de un juzgado de pueblo. Pero estamos en la España de Sánchez, la señora Iglesias y Torra. ¿Abandonamos toda esperanza?

No. Pedro Fernández Barbadillo acaba de publicar Eternamente Franco (Bibliotheca Homo Legens, 2018), un volumen de fácil y muy divertida lectura en el que el lector podrá acceder a un análisis de todos los mitos del franquismo que hoy son doctrina oficial del establishment español. Con un análisis implacable y una ironía demoledora, Barbadillo desmonta los mitos vigentes con la misma facilidad con la que un niño destripa el carísimo juguete que le han regalado sus padres. Lo mejor de este libro –y lo que hace de su autor un candidato a huésped de la cheka del nuevo Frente Popular– es lo que el lector se ríe al ver expuestos al ridículo y al absurdo todo el conjunto de mentiras que los bonzos rojos predican en periódicos, televisiones y universidades. Cierto es que el autor lo tiene fácil, porque esto de la Memoria Histórica presenta tantos puntos débiles historiográficamente hablando que sólo con una coerción estalinista se pueden imponer sus mentiras a la menguante opinión ilustrada. De ahí la asombrosa dureza de las medidas penales por tratar de asuntos que sucedieron hace casi un siglo. ¿Quién dijo que el comunismo había muerto?

En el libro, que se lee de un tirón y está redactado con prosa ágil, encontramos aspectos del Régimen que nos pueden sorprender por haber sido conscientemente ocultados por el discurso de valores dominantes, como el avance legislativo en la condición femenina gracias a la acción de mujeres falangistas como Mercedes Formica, el surgimiento de Benidorm con el emprendedor alcalde de la Vespa, o el impagable capítulo que simplemente reza: Franco, el jugador número 12 del Barça. Para los monárquicos de nuevo y viejo cuño no estará mal que lean los capítulos dedicados a Alfonso XIII y la reina Victoria. Pero lo que debería ser difundido por todos los medios son las páginas que narran cómo Franco, la CIA y el SECED fueron los verdaderos fundadores de la única organización política franquista que subsiste hoy en día: el PSOE, niña de los ojos de los servicios de información del Generalísimo. Tampoco nos dejará de sorprender cómo el Caudillo salvó la Revolución de los Claveles (para desgracia de Portugal) o cómo sufrieron las crueldades de Franco mártires de la oposición como el conde de Godó o Juan Luis Cebrián, a los que el muy perverso general castigó con dinero, honores y cargos.

Por supuesto, no deja el autor de aclarar los mitos esenciales de la propaganda roja asumidos como verdad de ley por el régimen todavía imperante: Guernica, el inicio de la guerra civil, los niños robados o la supuesta colaboración de la España neutral con los nazis. Y el Valle de los Caídos, en el que Franco jamás pensó enterrarse y que nunca concibió como un mausoleo para su mayor gloria, sino como un monumento a la reconciliación de los dos bandos, eso que ahora la izquierda destroza a conciencia.

Quiere el autor con su libro contribuir a que los españoles hagamos un muy necesario ejercicio de salud mental y política: enterrar a Franco. Remover tumbas siempre se castiga con una maldición. Quienes profanen la del Caudillo lo comprobarán. Lo de Tutankhamón será una broma al lado del gafe que se les va a pegar a estos carroñeros de cortas alas.


¿Te ha gustado el artículo?
Su publicación ha sido posible gracias a la contribución generosa de nuestros lectores. Súmate también a ellos. ¡Une tu voz a El Manifiesto! Tu contribución, por mínima que sea, dará alas a la libertad.
Aportar
¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 19 de julio de 2018

El valle del Cid

Si,si pero Don Pedro habia profetizado, asegurado que el 18 de Julio lo desenterraban... y ya estamos a 19, Franco ha vueto a ganar. Como el CID, encima,. Despues de muerto...

# Publicado por: Puig (Valencia)
jueves, 19 de julio de 2018

Franco, salvador de la II Republica

Tal día como ayer, se alzó el general Franco para salvar la legalidad constitucional republicana asaltada por el gobierno golpista del Frente Popular. Los que ondean la tricolor deberían estarle agradecidos al Caudillo, porque sin él, los golpistas hubieran proscrito tal bandera e impuesto la roja.
Franco salvó a la II República, refundándola en un régimen que bien pudiera llamarse IV República, y llevó a cabo una obra de justicia social que los incompetentes gobiernos del régimen del 31 fueron incapaces de acometer. No sólo eso: el Genaralísimo hizo una España feminista llena de mujeres marciales y trabajadoras, y favoreció como nadie a las provincias Vascongadas y a Cataluña. Y bien lo sabe la burguesía catalana, hoy descarriada e ingrata.

# Publicado por: Derechón (Galapagar)
jueves, 19 de julio de 2018

Qué larga se me está haciendo la guerra civil

Si por la izquierda fuera, la guerra civil española duraría más que la Reconquista. Hemos tenido, sí, muchas décadas de tregua, la cual fue clausurada y reiniciadas las hostilidades en 2007 (con la aprobación de la malhadada Ley de Amnesia Histórica). La izquierda parlamentaria está empeñada en triunfar en la contienda, si no a punta de pistola, al menos sí a golpe de ley; si no en los campos de batalla, al menos sí en las cortes; y finalmente tiene por propósito confinar en las chekas a la otra media España, si no es literalmente en aquellos espeluznantes antros, al menos sí en los intersticios y pocos recintos de libertad que la ´´derecha´´ conquiste en Internet, en pequeños medios donde no te vea o escuche casi nadie y poco más.

¿Cuál es el problema? Que la verdad no está precisamente de su siniestro (izquierdoso) lado, lo tendrán todo, menos la razón. Y, en cada vez mayor medida, tampoco lo está este renuente pero siempre victorioso país, conforme pasa el tiempo, el cual también juega contra ellos, su espacio se reduce y se seguirá reduciendo más y más a su solitaria torre de marfil del poder, como aquellos que una vez vieron cómo su territorio se contraía más y más alrededor de un rojo Madrid que terminó colapsando. Y hoy, como ayer, el pueblo español empieza a dar la espalda a sus tristes gobernantes, en una tendencia que precipitará la caída de un régimen infame que jamás debió resucitar y después del cual quedará la España grande que nunca debió aletargarse.

# Publicado por: Guillermo (Madrid )
miércoles, 18 de julio de 2018

Profanación

´´Lo de Tutankhamón será una broma al lado del gafe que se les va a pegar a estos carroñeros de cortas alas.´´

Jeremías 8:1
´´En aquel tiempo, dice Jehová, sacarán los huesos de los reyes de Judá, y los huesos de sus príncipes, y los huesos de los sacerdotes, y los huesos de los profetas, y los huesos de los moradores de Jerusalén, fuera de sus sepulcros.´´

# Publicado por: Derechón (Galapagar)
miércoles, 18 de julio de 2018

Neocomunismo

Felicidades Sertorio, por tan brillante y valiente artículo. Por desgracia, el comunismo no murió con la URSS ni la caída del muro. O murió el comunismo de Estado, el político e ideológico, pero ahora sufrimos el neocomunismo social-cultural, en un mundo sin ideologías, el peor de todos, el lobo disfrazado de cordero, el reino de los socialdemócratas, progres y degenerados. ¡Resucita, Franco, limpia y salva a España!

# Publicado por: Pedro ortigosa goñi (cirauqui)
miércoles, 18 de julio de 2018

recuerdo

que el Caudillo acostumbraba hablar de una ´´conspiración judeomasónica´´. El progrerío se deshacía en mofas y befas pero hoy, cualquier medio alternativo y no sometido a las oligarquías dominantes dirá lo mismo. Al respecto, vease el libro de William Guy Carr sobre ´´Los peones en juego´´ donde relata abiertamente dicha conspiración. No, no podemos olvidar al Caudillo. Se nos impone su recuerdo por pura necesidad.

# Publicado por: miguel (madrid)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Sertorio
Por la caridad entra la peste
Evil white males
Macroncitos
El estilo prusiano
Nicaragua
Cuelgamuros
El crepúsculo de los dioses
Discurso a la nación española
El pelele
Italia
Roja y rota
El cole de las señoras Iglesias
El chalé
La casa en ruinas
Amnesia histórica
La manada, la piara, la horda
La lideresa
Titulitis
Siria
Sweet home Alabama
Pequeñeces
Charity business
La farsa de Waterloo
El mal francés
Sarmat
Breviario de "Uropa"
Monseñoras
El suicidio de un imperio
Lovecraft
El himno de Marta
Bombarderos
El peligroso oficio de historiador
ZPP
Imperialismo pagano
El riesgo
El Ministerio de la Verdad
Las brujas salen de caza
Imperialismo pagano
Tributo al genio
Intromisiones
Desestabilizando
Eurocidio:Guadalete, Kosovo, Mohacs..., Bruselas
In memoriam August Ames
La isla de los caníbales
¿«Cultura» de masas?
Víctor Laínez, ¡Presente!
La nueva desigualdad
ARA San Juan
Farsa en La Haya
Arte y poder
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 ALAIN DE BENOIST
No confundamos amor y matrimonio
2 COSME DE LAS HERAS
Francofeminismo



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |