''¿Le interesa este artículo?
¡A sus amigos también!
Mándeselo. (Click aquí.)''

Cerrar
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
 Háganos su página de inicio

 Añadir a favoritos
  

    El Manifiesto. Periódico política y socialmente incorrecto

Hemeroteca 

Quiénes somos 

Contactar 
Sábado, 27 de mayo de 2017 
  SECCIONES     REVISTA EN PAPEL El Manifiesto: Todos los números   Director: Javier R. Portella  
El «calendaria» feminista de 2017: «Enera, febrera, marza...»
Ver más
Lo que somos. Lo que nos mueve

Javier Ruiz Portella

JOSÉ VICENTE PASCUAL
La hegemonía cultural de los progres en España

JESÚS LAÍNZ
El mito de la España de las Tres Culturas

JAVIER R. PORTELLA
Reflexiones después de la derrota

SERTORIO
El khmer rosa
Hazte amigo de elmanifiesto.com en Facebook
 Autoedición de libros
 Revistas Baratas
 Quiero publicar un libro
TRIBUNA
El sueño (la pesadilla) del mundo como página en blanco

Los globalizadores mundialistas, peores que los nacionalistas patrioteros

«Una Europa liberada del peso de los siglos» (Jean Monnet)

«Estableceremos —escribía Jen Monnet, uno de los fundadores de la actual UE— una Europa federal que esté liberada del peso de los siglos y de las imposiciones de la geografía, y que no efectúe ninguna referencia las realidades nacionales.»
Javier Ruiz Portella

17 de diciembre de 2014
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a YahooRSS Imprimir esta noticia
Enviar a amigos

JAVIER RUIZ PORTELLA


Todos sabemos (o deberíamos saber) hasta qué punto el patrioterismo chulesco e infatuado que imperaba en otros tiempos (y que, en España, aún impera en alguna región) es una pesadilla que ha causado los peores daños a Europa. Sin embargo, lo que ha sustituido al patrioterismo de ayer —el mundialismo desarraigado para el que no hay ni historia ni pasado, ni culturas y pueblos; para el que sólo hay la masa de individuos apátridas del presente— no es en absoluto mejor: es infinitamente peor.
Es peor porque, contrariamente a la apariencia hosca y altanera que caracterizaba al patrioterismo, la ideología globalizadora se presenta bajo una apariencia suave, dulzona, almibarada… Parece cosa leve, ligera… Tan leve y esponjosa como la Nada con la que lo deja envuelto todo.
El engendro burocrático creado en Bruselas bajo el nombre de “Unión Europea” —esa profunda negación de lo que es Europa— constituye una de las principales plasmaciones del nihilismo globalizador. No hay que sorprenderse: el designio globalizador estaba grabado a fuego ya desde los inicios de lo que se llamó al comienzo “Mercado Común” (al menos aquel nombre era más claro, menos engañoso) y luego “Comunidad Europea”.
En 1975, Jean Monnet, uno de los padres de la patria; perdón, de la cosa, escribía en sus Memorias lo siguiente:
 «La propia Comunidad Europa es tan sólo una etapa hacia las formas de organización mundial de mañana. Estableceremos una Europa federal que esté liberada del peso de los siglos y de las imposiciones de la geografía [hablando en plata: Turquía podría formar tranquilamente parte del engendro; y los países del Magreb también, ¿por qué no?], sin efectuar ninguna referencia  las realidades nacionales, y dirigida por una autoridad supranacional desvinculada de las servidumbres de la diplomacia y del parlamentarismo tradicional, encargada de la gestión técnica de un mercado económico, de una gobernancia europea basada en la despolitización [sí, sí, han leído bien: «des-po-li-ti-za-ción»] como forma dominante de gobierno.»
Más claro, agua.
 

¿Te ha gustado el artículo?
¡Dilo en tus redes sociales! ¡Ayuda a promover El Manifiesto!

Comparte esta noticia en Facebook  Comparte esta noticia en Twitter  
  Enviar a Meneamé


COMENTARIOS
jueves, 18 de diciembre de 2014

El topo

Alguien que dice trabajar en Europa para el Departamento de Estado de EE.UU. advierte de lo que muchos ya sabíamos. Es bueno saber que hay cómplices en el vientre de la bestia. Léanlo (está en inglés):
https://hailtoyou.wordpress.com/2011/02/05/capitalist-liberal-multicultacracy/

Yo soy hombre de dudas, pero tengo algunas cosas claras, y una de ellas es que las sociedades políticas basadas en ideas universalistas no son, en sí mismas, una buena idea. En esta categoría entran los modernos EE.UU., la URSS y la UE. Uno de estos monstruos ya cayó y los otros tendrán que caer también.

Otra cosa sería una federación de naciones europeas concebida sobre bases no universalistas, un espacio de civilización para los europeos en el que se respeten las identidades nacionales y la tradición, pero que aspire también a un renacimiento del espíritu europeo, de la Alta Cultura y de las grandes empresas colectivas que reflejan su carácter fáustico, así como al necesario rejuvenecimiento demográfico y a la recuperación de una sana conciencia racial y el orgullo de ser europeos. El izquierdismo cultural debe ir al basurero de la historia. El economicismo es globalista, así que tampoco es un buena base. Los intereses del Gran Capital no pueden estar por encima de las intereses de los pueblos europeos como entidades orgánicas.



# Publicado por: El Disidente (Madrid)
miércoles, 17 de diciembre de 2014

El papá de la idea fue Coudenhove-Kalergi

http://en.wikipedia.org/wiki/Richard_Nikolaus_von_Coudenhove-KalergiViews_on_race_and_religion

´´The man of the future will be of mixed race. Today´s races and classes will gradually disappear owing to the vanishing of space, time, and prejudice. The Eurasian-Negroid race of the future, similar in its appearance to the Ancient Egyptians, will replace the diversity of peoples with a diversity of individuals´´

# Publicado por: Osvaldo (Madrid)
miércoles, 17 de diciembre de 2014

Ni aldea ni capitalismo, Pan-criollismo americano

Europa va entre la aldea que odia a la otra aldea y la globalización que le ha dado un estandar de vida superior al tercer mundo, pese a la guerra. Sólo sobreviven quienes pueden reconstruirse como una sola cosa, en la dimensión exacta que el contexto exige. No sé qué será de Europa, pero mi destino es el pan-criollismo americano. Una dimensión antropológica, espiritual y cultural a desarrollar y defender. Amor a los nuestros desde Quebec hasta Tierra del Fuego. Sin odios de aldea: la misma sangre en un espacio infinito, en el que la buena vida y el capitalismo son -afortunadamente- todavía una quimera.

# Publicado por: Juan Pablo Vitali. (La Plata)
miércoles, 17 de diciembre de 2014

COMUNISMO FASHION ----(Made in USA)

El comunismo se vendio en su momento como un mundialismo ´´avant la lettre´´.
Las Uniones cuyo eje es el dinero, factor basico y efimero, no pueden pretender arrasar con las caracteristicas esenciales de las Naciones, es un contrasentido.
Los discursos de los expertos saturan a la poblacion que de uniones ve poco, y de Tecnocracia ya ha visto demasiado.
Para colmo gozan de una extraña impunidad, pues no hay presos por el efecto tequila, ni por tantos efectos que como norma se padecen.
El separatismo , que acusa al Gobierno Mundial (cuando lo hace) no se equivoca, pero es fatalmente funcional al mismo , cuando ataca al Estado del que es parte, debilitando la principal fuerza de oposicion. (el Estado Español en este caso).
Confunde funcionarios con integridad territorial.
Ya sabemos que clase de politicos tenemos. Son estos los que deben ser ´´separados´´.
Para ´´separatismo´´ tenemos el ejemplo hungaro.
Y dicho en otras palabras, si de nacionalismo hablamos (patriotismo) el ruso (que por tal es europeo) esta presente y activo a falta de todos los demas.


# Publicado por: oscar ghiso (buenos aires)
miércoles, 17 de diciembre de 2014

Entelequia

Jean Monnet y compañía eran unos ilusos y no tenían los pies en la tierra, quiero decir, en Europa. No se puede borrar una historia de siglos, ni desconocer las diferencias que separan a un mediterráneo de un escandinavo, por ejemplo. Este engendro que es la Unión Europea-que ni es unión ni es europea-, debe desaparecer y quedar reducida a una unión económica. En nuestro caso el lema seria: ´´ Mas España y menos Europa.´´

# Publicado por: norberto (zaragoza)
  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  Localidad:  
  E-mail (*):  
  Clave (*):
Para mandar comentarios, es necesario estar registrado, si no lo está pulse aquí
Si ha olvidado su clave, pulse aquí
 
  Titulo:  
  Comentario:
* La extensión máxima de los comentarios es de 1.500 caracteres. La página está destinada a efectuar comentarios puntuales y no a desarrollar largos artículos que nadie ha solicitado.
 
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website Elmanifiesto.com tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de Elmanifiesto.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Elmanifiesto.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Otros artículos de Javier R. Portella
Reflexiones después de la derrota
¿Y ahora qué?
De "Bienvenido, Mister Marshall" a "Bienvenido, Mister Trump"
Renace la identidad europea. Se espantan los apátridas
Un fantasma recorre Europa: el populismo identitario
El autobús, el pene y la vulva
¿Existe un populismo de izquierdas? El caso de Podemos
Las provocaciones a la Trump… y a la friki-facha
Los tiempos cambian
«Fidel Castro is dead!» (Donald Trump)
Napoleón, el comunismo y Donald Trump
Contra la plebe alta y la plebe baja
Las feministas islamistas
Los bonachones escupen sobre la muerte de un torero
Ganó el Brexit. Ganó Europa: la verdadera
La disidencia a través de la belleza
Europa: nuestra patria carnal
La gran biografía de Wiesenthal sobre Rilke
Ada Colau sigue combatiendo al monstruo turístico
El fascismo y la libertad
La papilla electoral
José Antonio Primo de Rivera: el político que amaba la poesía
La mayor de las Casualidades
¿Alcaldes rojos?
Asciende Podemos. ¿Peligra el Sistema?
El mayor delito de Rodrigo Rato no es el que se cree
Semana Santa: cuando se entremezcla lo pagano y lo cristiano
Nuestras «élites» alientan la infamia del «arte» oficial
«Dios ha muerto», pero los dioses renacen
El que dice "Patria" con orgullo también dice lo que dicen los pro etarras que con él están
"Podemos" no puede con lo sagrado
¿Un islam bueno… y otro malo?
Marine Le Pen echa un cable a Podemos y a Syriza
Plebe rica y plebe pobre
Hungría: una gran revolución conservadora en marcha
"¿Qué dicen de nosotros en Madrit?"
Hace hoy 25 años caía el Muro. Caía el comunismo
¡A la cárcel los piropeadores!
Debate sobre paganismo y cristianismo
Un 90% de franceses aprueban la eutanasia
Felipe VI, primer rey laico-republicano de la Cristiandad
Aún existen los Pirineos
Dos preguntas decisivas. Sin responderlas, nada podrá cambiar jamás
El Proyecto de un mundo nuevo
De las Tablas de la Ley a las tablets de la modernidad
No, no ha muerto
Segunda carta a una amiga a quien el capitalismo no le parece nada mal
"Cásate y sé sumisa"
Carta a una amiga a quien el capitalismo no le parece nada mal
Cartas para explicar qué diablos buscamos en El Manifiesto
Darse de baja del boletín
Ir a Portada
Páginas culturales
1 El chollo de ser inmigrante en España
2 SERTORIO
El khmer rosa
3 JESÚS LAÍNZ
El mito de la España de las Tres Culturas
4 JAVIER R. PORTELLA
Reflexiones después de la derrota
5 JOSÉ VICENTE PASCUAL
La hegemonía cultural de los progres en España



Revistas Baratas


http://www.elmanifiesto.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Quiénes somos | Contactar |